El goniómetro

La Fisioterapia, como ciencia sanitaria parece tener dificultad en adaptarse a la realización de cursos online con cierto aprovechamiento y calidad del curso. Esto es debido al carácter eminentemente práctico de nuestros estudios y a la pésima calidad y paupérrima implementación de los cursos online desarrollados hasta el momento (al menos, los que un servidor ha realizado y han sido varios). Voy a escribir una serie de 3 artículos intentando exponer cómo son los cursos actuales que encontramos online para fisioterapeutas (primera parte), cómo el problema de la evaluación del curso -especialmente cuando existen certificados que deben justificar su finalización- se está realizando (mal) hasta ahora y, por último, cómo creo que deberían realizarse los cursos online para fisioterapeutas aunando profesionalidad y calidad tanto en la parte teórica como práctica (3ª parte).

Cómo son la mayoría (por desgracia) de los cursos online que encontramos actualmente

Hemos de distinguir en primer lugar los cursos sobre técnicas de tratamiento en Fisioterapia, del resto de materias que entran dentro del radio de acción de la Fisioterapia pero no son técnicas. Es decir, cursos sobre investigación en Fisioterapia, Fisioterapia basada en la evidencia, bioética, estadística, ofimática, competencias digitales... campos que no siendo propiamente técnicas de Fisioterapia, debemos conocer y manejar. Y por otro lado, tenemos los cursos sobre técnicas específicas de tratamiento en Fisioterapia. De este segundo tipo de cursos ni he encontrado ni he realizado ninguno online. Son aquellos que pueden suponer un problema a la hora de resolver la realización de las clases prácticas (hasta ahora siempre presenciales) de manera satisfactoria y de lo que hablaremos en la 3ª parte de esta serie.

http://youtu.be/1Sq-AZc6Nzs

Aula virtual de la UOC. Ejemplo de cursos online bien implementados.

De la primera tipología que no requieren clases prácticas he realizado varios. Siendo estos cursos mucho más sencillos de implementar y ejecutar en cualquier de las plataformas educativas existentes: MoodleClaroline, LAMS, Blackboard,  etc. se siguen realizando mal, desconozco si es por ignorancia de las posibilidades que ofrecen las plataformas educativas informáticas o simplemente por dejadez (como casi todo en la vida, es mucho más fácil y se tarda menos haciéndolo mal). Seguro que si habéis realizado algún curso de este tipo os sentís identificados con esta metodología.

El curso consiste en varios PDF que tenemos disponibles desde el primer día del curso para su descarga o que, en el mejor de los casos y en un alarde de modernidad, nos van dosificando semana a semana o quincena a quincena. ¡Señores que diseñan cursos! No necesitan una plataforma como Moodle para subir archivos PDF, súbanlo a su Dropbox y compártanlos con sus alumnos: no se notará la diferencia. O mejor aún: envíenlo por correo electrónico o todavía mejor, por correo postal impreso en papel para ahorrarle ese trabajo al alumno que no tiene una tableta digital: hagan todo esto pero no lo llamen curso online.

Cuando un curso se realiza mediante PDF, se pierde gran parte de la riqueza que la plataforma educativa nos puede ofrecer:

    • El curso se vuelve plano y lineal. No hay vías alternativas de estudio, de poder saltar libremente (dentro de un orden o limitaciones que el temario de estudio nos puede imponer) nos vemos obligados a seguir un avance lineal del curso, tema a tema, sin posibilidad de escapatoria. Tampoco podemos profundizar más en un tema que nos interesa estudiando material que la plataforma online pone a nuestra disposición como ampliación de materia pero sabiendo que "no entra en el examen".
    • No hay multimedia: ni videos ni audios y, en algunos casos ni fotos, que enriquezcan y complementen al texto (siempre y cuando estos elementos multimedia estén bien utilizados y sean pertinentes).
    • No se puede evidenciar el progreso del alumno: No existen preguntas al final de cada lección o de cada página que el alumno deba responder. En los sistemas informáticos estas preguntas a pie de página y de obligatoria respuesta se encuentran ahí para indicarle al sistema a través de la/s respuesta/s del alumno si ha comprendido la lección (mediante una breve evaluación) y de ser superada nos informa del porcentaje de lección que ya llevamos recorrido. Esta retroalimentación al alumno y al profesor que evalúa el curso no existe en el PDF: ya no sabemos si el alumno ha entrado 10 veces o 2 al sistema, si ha hecho la misma lección una o ninguna; desconocemos su ritmo de conexiones (varias lecciones juntas el mismo día y luego semanas sin hacer nada o, por el contrario, se aplica a avanzar de manera más homogéna durante todo el tiempo marcado por el curso). 

Otra de las grandes limitaciones es que en muchas ocasiones no existe una aplicación de contacto con el profesor del curso para poder exponer dudas, ni siquiera un buzón de correo electrónico o lo que sería más eficiente: un foro del curso donde todos los alumnos pudieran preguntar sus dudas y ser respondidas, en ocasiones entre ellos mismos, y en otras ocasiones por el profesor; pero visibles las preguntas y respuestas a todos los alumnos (huelga decir que esto no se puede hacer en un PDF).

De la misma forma, tampoco "socializamos" con el resto de compañeros que realizan el curso con nosotros porque en la mayoría de los casos, la plataforma no permite que sepamos si hay otros estudiantes que realizan el curso con nosotros ni encontramos una forma sencilla y efectiva de ponerse en contacto de forma común; así la sensación de aislamiento y soledad (frente a los PDF descargados) se maximiza. En cursos cortos no suele ser un problema, pero en cursos de duración media y larga puede suponer una tasa de abandono importante.

Fuente: http://profeseduca.blogspot.com.es

Las referencias al terminar la lección en un curso online, deberían ser un enlace a una página mejor que la referencia a un libro  escrito en el PDF. El libro no lo tendremos accesible en ese momento, pero para llegar a una web basta con pulsar en su enlace.

En conclusión: una plataforma educativa con muchos recursos posibles se acaba convirtiendo en un reservorio de documentos PDF que degradan un curso online de Fisioterapia a la realización de unas lecturas sin supervisión y sin posibilidad de resolución de dudas.


Referencias:

La Unión Europea me obliga a advertirte de que este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.