NimiEdades

Hubo un tiempo, no muy lejano, en el que no me importaban los errores ortográficos (los de los demás, porque los míos -que los he tenido y tengo- siempre me han molestado bastante). Pero de un tiempo a esta parte, no sé si es por la edad o por la facilidad tecnológica que existe para su detección y corrección, pero me es desagradable observar ciertos errores ortográficos, de significado y de puntuación en colegas fisioterapeutas, que haciendo la labor más pedagógica, difícil y poco reconocida del mundo, como es escribir en un blog, "estropean" dicha labor con la existencia de errores que, inevitablemente, hacen dudar de la validez y del contenido de lo escrito.

Y no me estoy refiriendo al típico error de "b" por "v", o al escribir mal una palabra evidentemente por hacerlo rápido. Aunque ambos tipos de errores son nefastos, porque implican que no se ha leído posteriormente el artículo publicado, casi que me hacen sonreir. A mi juicio es mucho más grave el error sutil, ese error ortográfico que se ha producido porque el corrector automático no ha sido capaz de reconocerlo (y evidentemente el autor del escrito tampoco).

De entre el gran cúmulo de errores posibles me llama la atención:

    • La falta de "h" inicial en los tiempos verbales del verbo haber. "E ido" "as venido". Error este muy, muy grave, que desacredita cualquier escrito y que el corrector "se lo come", dado que éste habitualmente sólo reconoce palabras completas, y como "e" y "as" existen y están en su base de datos, no interpreta que están mal escritas.
    • Los errores de tilde merecerían un artículo amplio ellos solos. Por ejemplo el "" afirmativo que lleva tilde y no debe confundirse con el "si" condicional, éste último no lleva tilde; así cuando leo una conversación del tipo "¿Has venido?" "Si" (léase como un siiiiiiiiiiii); siempre estoy esperando que diga la condición por la que ha venido o ¿es que no está realmente seguro de haber llegado?
    • Otro error muy común es el "" (y adjunto a éste el "tí"). "Mi casa" no lleva tilde, pero "es para mí" sí la lleva y muchos no la ponen. Podría decir que el 30% de las personas no le ponen esa tilde, pero del 70% que sí la escriben correctamente, el 50% "van y tildan" también al ti "Error: es para tí". El "mí" se tilda porque es un pronombre personal y hay que diferenciarlo del "mi" posesivo. Pero es que "tí" no se tilda porque el posesivo no es "ti casa" sino "tu casa". Razón ésta por la que el "tú" pronombre se tilda. Bueno, creo que este punto me está quedando un poco farragoso. Para , que es mi culpa.
    • A propósito, el "sino" también tiene tela que cortar (tanta, que hasta un perdiodista le dedicó el principio de un artículo). La conjunción adversativa "sino" revela una contraposición: "No estudia, sino que trabaja"; mientras que "si no" es un condicional: "Si no estudias, acabarás de fisioterapeuta".

Lo que está claro es que para evitar los errores al escribir, el corrector debería ser ortográfico, semántico y gramatical; un supercorrector inteligente que sea capaz de desambiguar los términos (es decir, saber si un "qué" debe llevar tilde o no -por cierto, tildar o no erróneamente el "que" es otro error olímpico-), que se base no únicamente en si una palabra está o no está en su base de datos, sino que estudie el contexto de la frase para decidir si el término está correctamente escrito y es o no el que se debía utilizar.


Referencias

La Unión Europea me obliga a advertirte de que este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.